¿Jugamos para ver tu grado de competencia?

Todos tenemos claro que un piloto de avión, para ejercer como tal, en su formación inicial debe pasar un número de horas en un simulador de vuelo que le someterá a diversas situaciones de las que se espera aprenda y reaccione con prontitud, tome las decisiones adecuadas, mantenga un control emocional y supere con éxito el reto del día en el simulador.
 
Acabamos de describir de manera sucinta algunos de los diferentes elementos que componen y dan entidad a lo que conocemos por un juego: simulación, meta, reto, mecánica (situación), etc.
 
Así que, desde hace mucho tiempo las cosas serias parece que se aprenden con juegos serios. El juego serio no deja de ser un producto, generalmente interactivo y digital, cuya meta es el aprendizaje de contenidos/competencias. Por lo general, durante el juego, de manera inconsciente ponemos en marcha gran cantidad de competencias o subcompetencias que necesitamos para poder superar los retos y llegar a las metas que nos propone dicho juego. Por otro lado, jugar es emocionarse, entretenerse y divertirse. Cualquiera de estos ingredientes puede ser bueno para iniciar un juego en un aula.
 
En la Universidad de Deusto se está llevando a cabo un proyecto interesante en el que se intenta unir evaluación de competencias usando juegos serios. Si hasta ahora, parece difícil convencer a la comunidad educativa que con los juegos se aprende, destacamos hoy este artículo que da un paso más allá, reflexiona sobre el proceso de evaluación de competencias genéricas través de la un juego serio diseñado por este equipo.
 
Cabe destacar del artículo el sistema de evaluación por competencias en la Tabla 1 en el que se muestra la competencia, un segundo nivel de dominio de la misma, los indicadores y una rúbrica de nivel en grado del 1 al 5. Este esfuerzo de generación de esté análisis del dominio de la competencia es de vital importancia si se quiere llegar a una verdadera evaluación por competencias y a integrar el juego en la misma.
 
En la reflexión sobre la pregunta ¿cuál es la contribución de los juegos serios al aprendizaje y a la evaluación de competencias? que proponen los mismos autores del artículo pueden encontrarse, para los interesados en profundizar en la temática, un conjunto de autores que con sus reflexiones o hallazgos conforma la actual pedagogía lúdica, aprendizaje basado en juegos o game based learning (GBL).
 
Tras las reflexiones sobre la evaluación que propone el artículo nos encontramos con las fases de desarrollo del juego, subetapas dentro del juego serio para evaluar competencias y quiénes son los responsables de la evaluación de las acciones de interacción con la herramienta. Si bien es cierto que el proyecto contempla todas las posibilidades que se perfilan en el paradigma de evaluación de competencias, tendremos que esperar a los datos y conclusiones de la prueba piloto en la que se encuentra el proyecto en este momento.
 
Finalmente, cabe destacar nuevamente la idea de trasfondo de la revisión de este artículo el uso del paradigma del aprendizaje basado en juegos en la enseñanza superior, ya que los puntos fuertes son: (1) una replanteamiento sustancial de la forma de evaluar en la enseñanza superior centrado en la evaluación de competencias, (2) el modelo o sistema de evaluación de competencias de la Universidad de Deusto, y, (3) el diseño de un juego serio para evaluar integralmente las competencias genéricas. 
 

licencia: 

Copyleft

Tags (en español): 

Tags (en ingles): 

Línea temática: