El proceso de integración TIC como fenómeno social en los centros escolares

La presente investigación presentada por Vanderlinde et al (2014) tiene como objetivo general identificar qué factores se asocian con el uso de las TIC en los centros educativos de primaria, con lo que intenta comprender el complejo proceso de integración de las TIC en la educación primaria.

La investigación toma como muestra a 433 profesores (en su mayoría mujeres) de escuelas educación primaria de Flandes (Bélgica) y parte de las variables que conforman su modelo e-capacidad (Vanderlinde et al, 2010).

Este modelo explicativo del proceso de integración de las TIC, establece que los factores se conforman en círculos concéntricos dependiendo de la influencia que realiza hacia las prácticas educativas TIC. Así pues, la primera capa de variable se refiere a las condiciones de los docentes relacionadas con las TIC, así como conocimientos, habilidades, y formas de adquirirlos. La segunda capa contiene las creencias y actitudes de los docentes ante las TIC en la educación. La siguiente capa de variables están las relacionadas con las características de la organización, como el plan de políticas TIC, la infraestructuras tecnológica, la coordinación existente o el apoyo escolar que reciben los docentes para el uso de las herramientas tecnológicas en su docencia. La última capa la forma las variables relacionadas con las condiciones de mejora de la escuela, como es el liderazgo, el clima escolar, o la participación en la toma de decisiones de los docentes en el centro.

Los resultados muestran que el proceso de integración de las TIC en el aula, no es un fenómeno individual a nivel docente, sino un fenómeno social a nivel de escuela. El estudio muestra que un 14% de las diferencias encontradas entre las escuelas es debido a la idiosincrasia de cada centro.

Así pues, tanto las variables de desarrollo profesional, competencias TIC, creencias educativas de los docentes, así como la visión de las TIC y la micro-política de la escuelas son factores que determinan el tipo de las TIC en el aula.

Además, el trabajo de investigación demuestra que la formación y las competencias de los docentes está influenciada por las características de la escuela. Esto demuestra que algo tan individual como las competencias digitales, pueden ser influenciada por las características de la organización del centro educativo. Lo que implica que las organizaciones tienen un papel importante que desempeñar en el desarrollo de las competencias TIC a través de actividades de formación en equipo dentro del centro pues estas son más eficaces que las actividades individuales fuera de la institución.

Por último, Vanderlinde et al (2014) señalan que la plena participación del claustro en la construcción de la visión de los Planes de Políticas TIC influye también en el desarrollo de competencias digitales de los docentes. En este sentido, el Líder TIC en el centro tiene una gran responsabilidad, ya que es el que debe promover una visión compartida de las TIC que no sólo se centre en los aspectos técnicos de las tecnologías, sino también en su uso pedagógico y de mejora de los procesos de enseñanza-aprendizaje.  

licencia: 

Copyright

Tags (en español): 

Tags (en ingles): 

Línea temática: