mini-MOOCs: hacia un aprendizaje personalizado en entornos virtuales

La meta de la educación es ayudar a los estudiantes a desarrollar el conocimiento, habilidades y actitudes para llegar a ser solucionadores eficaces de problemas, pensadores críticos independientes, aprendices permanentes y responsables miembros de la sociedad. La experiencia juega un rol central y crítico en este desarrollo, lo cual es coherente con la concepción de MOOC de Downes, que está basada en el conectivismo.


Spector propone la siguientes jerarquía de componentes para el proceso de enseñanza-aprendizaje:


1. Aprendizaje a lo largo de la vida.
2. Programa: colección estructurada de cursos.
3. Cursos: colección estructurada de objetos de enseñanza.
4. Objetos de enseñanza: objetos de aprendizaje con feedback, actividades y evaluaciones.
5. Objetos de aprendizaje: objetos de conocimiento vinculados con una meta u objetivo de aprendizaje.
6. Objetos de conocimiento: objetos de información verificados.
7. Objetos de información: datos, hechos, figuras, gráficos, imágenes, vídeos o otros recursos similares.


Puesto que los MOOCs carecen, generalmente, de objetos de enseñanza (objetos de aprendizaje apoyados con actividades diseñadas intencionalmente y relevantes, con evaluaciones formativas y sumativas), Spector considera que los MOOCs no deberían ser considerados "cursos".


Para el autor del este artículo, una de las líneas más prometedoras para explorar en Tecnología Educativa es el aprendizaje personalizado. Desde los textos programados a los tutores inteligentes, ha habido experiencias de personalización que podrían servir de soporte a los MOOCs.


El alcance de los objetivos educativos debe ser limitado si se desea que el aprendizaje tenga efectos en miles de estudiantes. El aprendizaje se caracteriza por cambios estables y persistentes en lo que una persona o grupo sabe y puede hacer. Para conocer el impacto, se debe medir o evaluar el progreso en el aprendizaje. Esto significa que es importante limitar el alcance cuando muchos alumnos están implicados en cortas secuencia de enseñanza para las que se pueden crear actividades significativas y ofrecer un feedback automatizado.


Esto introduce el concepto de «mini-MOOCs» que incluye objetos de enseñanza y su alcance es limitado a un conjunto definido de competencias. Ejemplos de mini-MOOCs:


    - Uso de la biblioteca e Internet para encontrar recursos fiables.
    - Desarrollo de habilidades para la argumentación.
    - Refuerzo de habilidades básicas (matemáticas, lengua, etc.)
    - ...


Un mini-MOOC se orienta hacia el desarrollo de habilidades específicas que pueden ser desarrolladas y evaluadas utilizando medios automatizados a través de Internet.


Con mucha frecuencia, se desarrolla una nueva tecnología simplemente para reemplazar un modo de enseñanza existente. Esto ha ocurrido con los MOOCs. Muchos MOOCs utilizan vídeos (normalmente aparece un profesor famoso) y diapositivas en Internet para simular la experiencia de estar en la clase de un prestigioso docente. Pero no es la reputación o la fama lo que promueva un impacto significativo en el aprendizaje. Es la experiencia de trabajar sobre problemas desafiantes con el apropiado feedback. Este apoyo puede venir de sistemas automatizados si tienen un alcance limitado y están bien estructurados. Para Spector considerar los mini-MOOCs en la formación online augura "un futuro más brillante".

licencia: 

Copyright

Tags (en español): 

Tags (en ingles): 

Línea temática: