Uso de e-books en educación superior: actitudes y patrones de alumnos en el ámbito de las matemáticas

En el último informe Horizon Report: 2013 Higher Education, elaborado por New Media Consortium (NMC) y EDUCASE Learning Initiative (ELI) se detallaban las seis tecnologías que serán tendencia en la enseñanza universitaria en los próximos cinco años. Según este informe el uso de tablets y dispositivos de lectura destacaría como una de las tecnologías que ya están empezando a gozar de gran repercusión en el ámbito universitario, introduciéndose en planes y en el desarrollo de materias. La expansión en el uso de tabletas y e-books ya fue anunciada en anteriores ediciones de la serie de NMC Horizon Reports, destacando el gran potencial de estos dispositivos, distinguiéndose en experiencias e investigaciones que analizan estas herramientas ya no solamente como una tendencia de futuro, sino como una realidad en la práctica diaria de centros e instituciones educativas.

Presentamos una investigación publicada en el año 2010 en The Procedia - Social and Behavioral Sciences bajo el título de Utilization of e-book among University Mathematics Students, cuyos autores son Malathi Letchumanan y Rohani Ahmad Tarmizi. Dentro de este marco donde los dispositivos digitales de lectura están cobrando valor  y presencia, seleccionamos un estudio que utiliza como muestra a estudiantes de matemáticas de la Universidad Putra Malaysia (UPM). Resulta interesante esta investigación, porque se distancia de otros estudios sobre el uso de e-books en un ámbito de humanidades y letras. Las destrezas relacionadas con las ciencias sociales o experimentales a la hora de su desarrollo con estos dispositivos pueden proporcionar un aprendizaje global e integrado, haciendo que el alumno se interese por la indagación e investigación y sea responsable de su propio conocimiento.

La presente investigación propone, pues, explorar el patrón de uso de e-books entre estudiantes de matemáticas. La metodología que sigue se basa en el muestreo aleatorio para recopilar datos. 35 estudiantes de grado participaron en este estudio. En líneas generales, los resultados determinan que únicamente el 37,1% de los encuestados han utilizado e-books. Entre las razones dadas para el uso de e-books las más frecuentes se concretan en su disponibilidad y su facilidad en la búsqueda y posibilidad de una navegación cómoda. Aquellos que nunca han usado libros electrónicos manifestaron que no están familiarizados con esta tecnología. Otro de los resultados del este estudio determina que a la mayoría de los encuestados les gusta usar e-books para encontrar materiales para sus tareas.

Al profundizar un poco más en los resultados de esta investigación observamos que la mayoría de estudiantes de matemáticas que no utilizan el e-book se ven condicionados por los siguientes factores:

-          La falta de familiaridad con el producto

-          El coste del mismo

-          Dificultad de acceso a la red

-          La falta de confianza en la propia tecnología e-book

-          Dificultad en la lectura y navegación

Estos puntos fueros las principales razones para no usar e-book. Sin embargo, más de la mitad de los encuestados son capaces de definir un e-book adecuadamente, es decir, conocen la herramienta y sus funcionalidades.  Igualmente, los resultados sacan a la luz que la mayoría de los encuestados pueden llegar a utilizar el e-book para encontrar material para actividades y tareas, unido a la realización de algún tipo de trabajo de investigación, y un porcentaje muy bajo manifiesta que está usando e-books como libros de texto. Así, un 66,7% de los encuestados reveló que desconocen la disponibilidad de e-books a través de los servicios bibliotecarios académicos, y un 61,5% de los encuestados prefieren leer libros electrónicos en su casa.

Según los autores, el hecho de impulsar en las Universidades la utilización de e-books a partir de una correcta planificación resulta fundamental. Una conclusión clara de esta investigación es que el número de sujetos que utilizan el e-book como libro de texto es muy bajo. La razón principal es que hay pocos profesores universitarios que han situado el e-book como herramienta de referencia, dentro de los planes de estudio, como material de los cursos, y por otro lado, creemos que el que esté situado o no, en el centro de prácticas académicas no es necesariamente positivo o negativo. Se necesitan más evidencias a partir de otras investigaciones para poder afirmar una cosa u otra.

A modo de conclusión abierta hay dos puntos remarcables, según este estudio, el uso de e-books en la Universidad impulsaría:

-          Una mejora en la presentación y acceso a la información.

-          Creación de un repositorio estable de información.

Únicamente 35 encuestados participaron en este estudio preliminar. Por lo tanto, el pequeño tamaño de la población encuestada presenta ciertas limitaciones respecto a la particularidad en el que los datos recogidos son analizados. 

licencia: 

Copyright

Tags (en español): 

Tags (en ingles): 

Línea temática: